27.8.10

Ser o Estar

A ella le gusta encerrar sus palabras en paréntesis, porque así siente que no se le olvida nada. Y hablando de olvido, hoy, mientras venía pasando por donde antes vivía, me dí cuenta que mis recuerdos son superlativos y detallados, que recuerdo con brillo, con felicidad graficada en colores y marcas profundas difíciles de olvidar, que mis recuerdos tienen más colores que la realidad grisácea, entristecida y enmudecida por el tiempo. El gris de la realidad no puede opacar el resplandor de mis memorias, el sentimiento cálido que despiertan en mí tantos días mágicos, inolvidables.
Es difícil pensar que antes tuvimos lazos que con el tiempo se van desgastando y desapareciendo y así, todos los malos recuerdos van desapareciendo, se rellenan con unos nuevos y más felices.

Jamás fui tan feliz, nunca tuve un por qué.

No comments:

Post a Comment